Los Seahawks caen en casa ante los Eagles

No fue suficiente la espectacular labor de una defensa que, a pesar de no contar con el defensive end Patrick Kerney y el linebacker central Lofa Tatupu (lesionados), maniató al corredor estelar de los Philadelphia Eagles, Brian Westbrook en 61 yardas terrestres.

No fue suficiente la espectacular labor de una defensa que, a pesar de no contar con el *defensive end *Patrick Kerney y el *linebacker *central Lofa Tatupu (lesionados), maniató al corredor estelar de los Philadelphia Eagles, Brian Westbrook en 61 yardas terrestres. Tampoco fue suficiente que el ataque local no perdiera un solo balón y anotara en su primera acción, registrando la jugada ofensiva más larga de la historia de los Seattle Seahawks. Tampoco fue suficiente que Seattle dominara claramente un primer cuarto en que obligó al ataque de Philadelphia a dejar el terreno en cuatro de cinco avances en solo tres jugadas; en que permitió al *quarterback *rival, Donovan McNabb, completar únicamente 3 pases en 13 intentos y que le interceptó, mediante una excelente acción del *safety *Deon Grant en su propia zona de anotación, el único avance de peligro que pudieron enarbolar los Eagles en el primer periodo…

Al final, Philadelphia se hizo con el peso del encuentro. McNabb dirigió seis drives *consecutivos que acabaron en anotación, desde el inicio del segundo cuarto, y el ataque de los Seahawks se evaporó, como un terrón de azúcar en el café, siendo capaz de producir únicamente 143 yardas totales –ningún punto- en los últimos tres cuartos. De hecho, Seattle, tras el primer *drive *anotador, realizó once *punts *consecutivos. El resultado final fue un claro 26-7 en favor del conjunto visitante, delante de los 68,055 entusiastas aficionados que volvieron a abarrotar el Qwest Field y no pararon de animar a un equipo que perdió su tercer envite este año en casa. La derrota fue especialmente dolorosa para unos Seahawks que cayeron a tres partidos de diferencia de los líderes de su división, los Arizona Cardinals, quienes salieron airosos de su visita a St. Louis. Seattle volvió a sufrir con el tiempo de posesión. Philadelphia tuvo el balón 37 minutos y 15 segundos, de los 60 que duró el partido, dobló al conjunto local en primeros *downs, 20-10, y también casi duplicó el total de yardas logradas en el choque por Seattle, 419-233.

El partido no pudo empezar mejor para los Seahawks. Tras un avance de los Eagles en que sólo consiguieron realizar tres jugadas antes de despejar, el quarterback *suplente Seneca Wallace, que iniciaba su tercer encuentro seguido sustituyendo al lesionado Matt Hasselbeck, y el *wide receiver *Koren Robinson sumaron esfuerzos para registrar una espectacular acción ofensiva de 90 yardas. Robinson engañó a su marcador, el *cornerback *Lito Sheppard, fingiendo detenerse a las tres yardas, y salió corriendo disparado para atrapar un largo envío de Wallace. Después de hacerse con el balón y aprovechando su gran velocidad, el receptor se escapó hasta la zona de anotación para firmar un kilométrico *touchdown. Wallace completó 13 pases en 29 intentos, registrando 169 yardas y siendo derribado detrás de la línea en cuatro ocasiones. Robinson lideró la ofensiva aérea local, con tres recepciones y 105 yardas.

A partir del segundo cuarto, las cosas fueron muy diferentes y Philadelphia dominó de cabo a rabo. Los Eagles lograron *touchdowns *en sus dos avances del segundo periodo para dejar el marcador 14-7 al descanso. En el primero, McNabb llevó a sus huestes a recorrer 80 yardas. El *quarterback *de los Eagles completó los cuatro pases que intentó en el avance, incluyendo uno de 22 yardas al receptor Reggie Brown para empatar el choque. En el segundo, McNabb volvió a mover sólidamente a los Eagles, convirtiendo el mismo una cuarta oportunidad y encontrando desmarcado en la zona de anotación de los Seahawks al línea atacante, Todd Herremans, que sorprendentemente se colocó como receptor elegible, en un envío de 1 yarda, cuando quedaba menos de un minuto para la media parte. McNabb terminó el partido con 349 yardas aéreas al hacer buenos 28 de los 43 envíos que intentó. Sorprendentemente, su blanco predilecto fue el *tight end *suplente, Ben Celek, quien atrapó seis balones para 131 yardas, incluyendo la recepción más larga del encuentro para los Eagles, 44 yardas.

La tónica no cambió en la segunda parte. Mientras todos los drives *de los Seahawks acababan en *punt, los de los Eagles concluían en field goals. Desde el inicio del segundo cuarto, Philadelphia marcó en todas sus posesiones de balón hasta que el duelo estuvo completamente decidido. Pero en la parte complementaria le tocó al chutador, David Akers, ser el protagonista al convertir field goals *de 39, 24, 42 y 39 yardas. Una de las pocas notas positivas de Seattle vino en una escapada de Maurice Morris de 27 yardas, que permitió a los Seahawks soñar con reducir la ventaja a siete puntos mediado el tercer periodo. Pero Seattle no pudo penetrar en territorio de *field goal *y acabó chutando otro *punt. Morris lideró el ataque terrestre de los Seahawks, con 43 yardas en ocho carreras. Julius Jones añadió 41 en 10 intentos. En la retaguardia, el *defensive end *Darryl Tapp realizó el único *sack *de los Seahawks, mientras el *linebacker *exterior Leroy Hill encabezó al equipo con 10 derribos.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising