Los Seahawks pierden su quinto partido en Tampa.

Seneca Wallace fue esta vez el encargado de dirigir el ataque de los Seattle Seahawks, pero el equipo sólo pudo generar 176 yardas totales y 7 primeros downs y acabó cediendo su quinta derrota de la temporada (20-10), tercera seguida, para caer al sótano de la División Oeste de la Conferencia Nacional, algo enormemente inusual en un conjunto que ha ganado los últimos cuatro títulos de su división, pero que se ha visto diezmado por las lesiones antes de llegar a la mitad de la campaña regular.

Seneca Wallace fue esta vez el encargado de dirigir el ataque de los Seattle Seahawks, pero el equipo sólo pudo generar 176 yardas totales y 7 primeros downs *y acabó cediendo su quinta derrota de la temporada (20-10), tercera seguida, para caer al sótano de la División Oeste de la Conferencia Nacional, algo enormemente inusual en un conjunto que ha ganado los últimos cuatro títulos de su división, pero que se ha visto diezmado por las lesiones antes de llegar a la mitad de la campaña regular. Los Seahawks tienen una marca de 1-5 y jugarán la próxima semana en San Francisco, ante los 49ers, en un encuentro clave si quieren reengancharse en la lucha por no perder el tren de los *playoffs. Tampa Bay mejoró su marca a 5-2 para mantenerse en la cima de la División Sur de la NFC.

Debido a la lesión en la pierna sufrida hace dos semanas por el quarterback *Matt Hasselbeck, Wallace fue el tercer pasador titular de Seattle en tres semanas. También aquejado de un problema muscular que no le había permitido ver acción desde la segunda jornada, Wallace lanzó únicamente para 73 yardas, completando 12 de 23 envíos. El *quarterback *de los Seahawks sólo hizo buenos dos pases de más de dos yardas, recorriendo su envío más largo 17, a Koren Robinson, quien lideró a los receptores de Seattle con 23 yardas en dos recepciones. Wallace sufrió dos pérdidas de balón (fumble *e intercepción) y lanzó un pase de anotación, al *tight end *novato John Carlson (2 yardas), cuando quedaban menos de dos minutos por jugarse, maquillando el resultado.

Los Buccaneers dominaron de principio a fin, liderados por un inspirado Jeff Garcia, que pasó para 310 yardas y un touchdown, no sufriendo una sola intercepción. Desde el mismo primer avance del choque, Tampa Bay agarró la manija del partido. Garcia lanzó un largo envío de anotación a Antonio Bryant de 47 yardas para poner delante a los Bucs en los primeros seis minutos. El fichaje de Bryant está demostrando ser un acierto, ya que está funcionando muy bien en el esquema de los Buccaneers. El ex wide receiver de Cowboys, Browns y 49ers fue el receptor más prolífico del conjunto local, con seis balones atrapados y 115 yardas.

El choque prácticamente quedó visto para sentencia al concluir la primera parte. Tampa Bay se fue al descanso con un 17-0 a su favor, que acabaría siendo definitivo. Los Buccaneers anotaron dos veces en el segundo cuarto, mediante una carrera de una yarda de Earnest Graham y un *field goal *de 27 convertido por Matt Bryant. Antes del *touchdown *de Carlson, ambos equipos intercambiaron goles de campo. Olindo Mare redujo diferencias al transformar un intento de 26 yardas en el tercer periodo y Bryant volvió a repetir desde 27 en el último cuarto. Mare vio acabada su racha perfecta, al fallar un golpe de 38 yardas. El veterano chutador ha acertado en 11 de los 12 *field goals *que ha intentado este año. Por su lado, el *punter *de los Seahawks, Jon Ryan, tuvo una buen actuación, promediando 47.4 yardas en cinco despejes, recorriendo su golpe más largo 59 yardas.

La defensa visitante volvió a permanecer demasiado tiempo en el campo, ya que los Seahawks perdieron la batalla de la posesión estando la ofensiva de los Buccaneers sobre el terreno de juego durante más de 41 de los 60 minutos de tiempo efectivo que dura un partido. Aún así, Seattle controló bastante bien a los corredores locales, de los cuales Graham fue quien más yardas logró, con 52. Por su parte, Maurice Morris (56) y Julius Jones (42) combinaron esfuerzos para aportar a los Seahawks 98 yardas terrestres.

El *linebacker *suplente D.D. Lewis encabezó a la defensa visitante con 11 derribos, mientras que el *safety *Jordan Babineaux añadió 10. Lewis reemplazó al alma de la defensa de Seattle, Lofa Tatupu, quien recibió un golpe cuando su propio compañero, Leroy Hill, derribó al receptor local, Ike Hilliard. Tanto Hilliard como Tatupu tuvieron que dejar el choque. El jugador de los Seahawks, debido a una conmoción cerebral. El *defensive tackle *Brandon Mebane firmó el único *sack *que pudo lograr la retaguardia visitante.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising