New Seahawks Tickets Just Released!

Now's your chance to join the 12s at Lumen Field.

La importancia de trabajar duro

Cuando los novatos de los Seahawks llegaron para realizar su trabajo específico anterior a la temporada, el entrenador Mike Holmgren tuvo el gusto de saludar en el vestuario a Red Bryant, jugador elegido en la cuarta ronda del draft.

Cuando los novatos de los Seahawks llegaron para realizar su trabajo específico anterior a la temporada, el entrenador Mike Holmgren tuvo el gusto de saludar en el vestuario a Red Bryant, jugador elegido en la cuarta ronda del draft.

El enorme novato procedente de Texas A&M quedó impactado por la experiencia vivida dos semanas antes en su primer mini-camp.

"Volvemos a las instalaciones para seguir en el sueño que empezamos con el min-camp", dijo el defensive tackle Bryant, quien se convertirá en el yerno del que fuera legendario jugador de los Seahawks, Jacob Green. "Volvía a casa y pensé en lo diferente que es esto comparado con la liga universitaria. Se utiliza mucho más la técnica y los jugadores son más grandes, más fuertes y más rápidos, así que tengo mucho trabajo duro por delante."

En la segunda visita de estos jugadores que todavía no han disputado un solo partido en la NFL, tocó el turno a los entrenadores de acondicionamiento físico, Mike Clark y Darren Krein. Su objetivo: prepararlos para su siguiente mini-camp. Clark y Bryant se conocen, pues el entrenador estuvo a cargo del acondicionamiento físico en Texas A&M cuando el jugador fue reclutado. Posteriormente, Clark aceptó el empleo para dirigir el programa en Seattle.

Clark cree tener trabajo para hacer con Bryant, siendo su objetivo primordial que su enorme físico de 6-4 pies (1,94 metros) y 318 libras (143 kilos) adquiera mayor balance y fuerza de base.

"Se que el entrenador Clark me cuidará mucho", dijo Bryant. "Ya me lo ha dicho y tengo una gran confianza en él."

Es difícil saber si eso es bueno o malo para Bryant. Por un lado, es seguro que Clark tendrá una atención especial para un chico que viene de la universidad donde él entrenó durante 14 temporadas antes de recalar en Seattle. Por otro, Bryant tendrá un duro trabajo por delante, pues la exigencia será acorde con los resultados esperados.

Clark, una persona muy metódica en su trabajo, se dedica a organizar todos los programas para los jugadores en la computadora, antes de entrar con ellos al campo para comenzar los ejercicios de estiramiento y carrera.

Por su lado, Krein pasa los primeros días con los novatos en la sala de pesas, marcando el punto al que se debe dirigir el nuevo grupo. Mientras tanto, los veteranos continúan realizando en el programa voluntario que dio inicio el pasado 31 de marzo.

"Nuestra labor al principio es orientarlos hacia lo que queremos de ellos", explicó Krein. "Lo que suelen hacer en la universidad es diferente de lo que realizamos aquí. Intentamos enseñarles todo lo que hacemos y así irlos conociendo. Ahora deben centrarse en acostumbrarse al tipo de ejercicios que llevamos a cabo, cuánto peso les pedimos que levanten... Debe ser algo diferente a lo que estaban acostumbrados."

Bryant, por su lado, no piensa que los programas de ejercicios sean muy diferentes a los que el propio Clark instauró en Texas A&M. Pero a ciencia cierta lo desconoce, porque sólo tiene como referencia las instrucciones que le dieron al concluir el mini-camp.

"El entrenador Clark y el entrenador Krein nos harán trabajar mucho", dijo el enorme defensive tackle. "Nos dieron a todos un paquete con instrucciones cuando concluyó el mini-camp, con cuántas pesas levantar y con la distancia que deberíamos correr antes de volver. En la universidad también levantas pesas y corres, pero aquí hay mucha más velocidad y técnica, por lo que el programa estará diseñado para que podamos movernos de forma más explosiva."

Krein conoce tan bien como cualquiera la transición de la liga universitaria a la NFL. El actual miembro del staff de los Seahawks destacó como defensive end en la Universidad de Miami y fue elegido por los San Diego Chargers en la quinta ronda del draft de 1994. Sin embargo, las cosas en las grandes ligas no eran como las pintaban. Al entrar en el programa de acondicionamiento físico de los Chargers, quedó enormemente sorprendido, pues era totalmente diferente a lo que había imaginado.

"Era diferente, pues en la universidad levantábamos bastantes pesas", explicó Krein. "En San Diego, sólo trabajábamos con máquinas. Me pregunté varias veces cuándo llegaría el material duro, pero jamás lo hizo."

"Aquí pedimos a los jugadores que se esfuercen más", continuo Krein. "Los que sólo han utilizado máquinas en la universidad, deben adaptarse a las pesas Olímpicas con las que trabajamos. Pensamos que es importante que todos estén en la misma página, y lo hacemos porque creemos que es lo mejor para nuestros jugadores, para que san más veloces, más fuertes y mejores."

Es un periodo duro de adaptación para los novatos, pero deberán pasar a ser, aunque sea de forma gradual, parte del equipo, superando todas las pruebas hasta que llegue el training-camp en la última semana de julio. En la pretemporada, que inicia el 8 de agosto en Minnesota, se verá si están listos. Si lo demuestran, podrán comenzar la campaña regular con Seattle el 7 de septiembre en Buffalo. Para conseguirlo, su transformación desde ahora hasta el momento deberá ser enorme y, además, necesaria.

"Nos enfrentaremos con rivales que llevan en la NFL ya siete u ocho años", dijo Bryant. "No podemos llegar como niños en el primer día de colegio, debemos prepararnos y estar en gran forma física para afrontar el reto."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising