El músico de los Seahawks: Craig Terrill

Muy pocos seres humanos alcanzan un sueño en su carrera pero, de la forma en que las cosas se están poniendo para Craig Terrill, puede ser que logre hacer realidad dos.

Muy pocos seres humanos alcanzan un sueño en su carrera pero, de la forma en que las cosas se están poniendo para Craig Terrill, puede ser que logre hacer realidad dos.

El jugador, antes que nada, está centrado en el momento que atraviesa, a punto de iniciar su quinta temporada como defensive tackle de los Seattle Seahawks, quienes lo seleccionaron en la sexta ronda del draft de 2004, tras ser elegido en el Equipo Ideal de la Conferencia Big Ten después de su última campaña en Purdue.

Primer sueño: consolidar su carrera profesional jugando en la National Football League.

Pero, si nos trasladamos a aquellos fines de semana en Purdue, ya se vislumbraba otro sueño cuando Terrill, su hermano, Jason, y otros amigos se reunían para tocar música. Este sueño también ha empezado a hacerse realidad en los dos últimos años. 

El primer gran paso para ello fue concluir su primer CD, llamado "CT", en las últimas navidades. Para ello, Craig necesitó de la ayuda de su mujer, Rachel, Jason y los hermanos Mattingly, Mike y Mark, de la banda de Seattle "The Herding Cats". El trabajo fue grabado a nivel local por Rick Lovrovich. El grupo actuó hasta cuatro veces fuera de la temporada, lo cual sirvió para promover ventas a través de MySpace (http://www.myspace.com/craigterrill) y las tiendas locales QFC, con las que se llegó a un acuerdo. El nivel de copias vendidas ha superado ya las 4,000.

El debut del músico fue en enero en Tap House, durante un evento que incluyó una subasta silenciosa y la venta del CD, teniendo como objetivo recaudar fondos para la asociación de Seattle "Gilda's House", la cual ayuda a conseguir dinero para el estudio y la lucha contra el cáncer de mama.

El estilo musical del jugador, nacido en Lebanon, Indiana, podría ser definido como un rock del Medio Oeste, comparable al de John Mellencamp y algo al del propio Bruce Springsteen, pero Craig Terrill define su trabajo como el simple hecho de componer canciones que después pueda interpretar, acompañado de la guitarra.

"La música continúa siendo para mí un sueño y un pasatiempo", explicó Terrill. "No puedo dedicarle más tiempo, porque desatendería demasiado el football americano. Es muy complicado llegar al nivel en el que estoy en este deporte. El football americano es una disciplina que requiere mucho tiempo. Ya después podré tocar, componer y grabar música, uno objetivo que definitivamente deseo perseguir en el futuro."

Terrill es un hombre clave en las rotaciones defensivas que practica la línea de los Seahawks, al igual que en los equipos especiales, donde se ha destacado como un artista en tapar los field goals que intentan los rivales. Su preparación es enorme, pudiendo calificarse hasta de obsesiva, y la pone en práctica tanto en el football americano como en la música.

"Mis pensamientos han cambiado con los años", afirma el jugador de los Seahawks. "La música es un relajante terapéutico que me ayuda a desconectar la intensidad que requiere el football americano. Desde que jugaba en la Universidad, cada año hay más presión, pero no me quejo, porque es mi trabajo. No dependo de la música para vivir, situación que me hace acercarme a ella de forma tranquila, relajada. Y necesito algo así. Cuando paso una semana sin poder ir a casa, tomar la guitarra y tocarla, se nota. Me siento estresado y cansado mentalmente. Mi mujer también lo percibe y por eso me anima a tocar, un verdadero relajante para mí."

Le encanta tocar ante multitudes. Nada fue más especial para Terrill que la fiesta que organizó el propietario de los Seahawks, Paul Allen, después que el equipo disputara el Super Bowl XL en Detroit. La banda de Allen se encargó de tocar y el jugador de Seattle los acompañó. Muchos de sus compañeros quedaron enormemente sorprendidos, pues no conocía esta habilidad de Terrill.

Aunque tanto Matt Hasselbeck como Bobby Wagner admiran la facilidad que tiene para la música, ambos creen que el football americano es su verdadera profesión y la música, su afición. "Me gusta Craig como jugador de football americano", comentó Tatupu. "Fuera del campo es divertido, pero dentro se transforma y obtiene excelentes resultados. La música que toca, en verdad no me gusta… es broma (entre risas). Lo he visto actuar un par de veces y pienso que es bueno. Además, se necesita tener muchas agallas para subirse a un escenario. Si al público no le gusta tu música, simplemente te abucheará, pero este no es el caso. En las ocasiones en que lo he visto actuar, ha recibido grandes ovaciones, con lo que podemos concluir que algo estaba haciendo bien." 

Y seguirá haciéndolo en un futuro. Pero, por ahora, tiene mucho football americano que jugar, con dos partidos de pretemporada más y una extensa campaña regular que esperamos se alargue a enero, cuando se disputen los playoffs de la liga.

"El football americano siempre fue lo que quería hacer y la música me la planteé como un pasatiempo", dijo Terrill. "Pero las cosas también funcionan bien en este aspecto. Llenamos el teatro "Triple Door", tocamos en el festival en Chateu St. Michelle y hemos tenido que declinar un par de ofertas para actuar en otro sitio. Espero que contemos con más oportunidades cuando concluya la temporada, porque ahora mi mente está en el football americano y en ayudar a los Seahawks a ganar partidos."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising