LOS SEAHAWKS RESURGEN

Julius Jones y T.J. Duckett fueron firmados como agente libres la pasada primavera con el claro objetivo de mejorar el ataque terrestre de Seattle.

 

080921duckett570.jpg

Julius Jones y T.J. Duckett fueron firmados como agente libres la pasada primavera con el claro objetivo de mejorar el ataque terrestre de Seattle. Ambos probaron este domingo el acierto de la directiva, sobrepasando, entre los dos, las 200 yardas de carrera para conducir a los Seahawks a su primera victoria de la campaña, un aplastante 37-13 sobre los St. Louis Rams, ante 68,012 ruidosos espectadores en el Qwest Field. El triunfo, sumado al tropiezo sufrido por Arizona en Washington, colocó a Seattle a solo un partido de la cima de la División Oeste de la Conferencia Nacional, justo antes de que el equipo disfrute de su jornada de descanso.

Jones sumó 140 en 22 carreras, firmando su segundo encuentro consecutivo por encima de las 100 yardas. Duckett añadió 79 en 19 intentos. El primero anotó un espectacular touchdown en una escapada de 29 yardas que abrió distancias, poniendo a los Seahawks por delante 17-0 en el mismo primer cuarto. En la jugada, Jones hizo uno movimiento giratorio, eludiendo a dos defensores, y después aprovechó un excelente bloque a campo abierto del quarterback Matt Hasselbeck para llegar hasta la zona de anotación. Duckett mostró su enorme fuerza, anotando en jugadas de 4 y 1 yardas. La línea ofensiva local también abrió continuos huecos a los portadores del balón, llevando a Seattle a concluir el choque con 245 yardas terrestres, 180 más que las logradas por St. Louis. También se notaron, por supuesto, las adquisiciones de los Seahawks fuera de temporada del guardia Mike Wahle y el entrenador de la línea atacante, Mike Solari, ambos fichados también para garantizar la mejora del ataque terrestre.

Cuando se puede mover el balón por tierra, las cosas se facilitan enormemente para todo el equipo, máxime para una ofensiva aérea que ha perdido a sus seis wide receivers principales. Esta vez, Hasselbeck tuvo tiempo para lanzar y acabó completando el 60% de sus pases (12 de 20), cifra muy superior a la media que llevaba antes del choque (45%). Aunque algunos balones se cayeron, sus receptores jugaron mejor. Billy McMullen encabezó al grupo con cuatro pelotas atrapadas y 76 yardas, mientras que el novato forjado en Washington State, Michael Bumpus, anotó su primer touchdown como profesional, en una recepción de 10 yardas que puso el marcador 10-0 en el primer periodo. El chutador Olindo Mare se había encargado de hacer subir los primeros tres puntos al luminoso, mediante un field goal de 28 yardas. Mare convirtió otros dos goles de campo, ambos de 38 yardas, para mantener una marca perfecta en lo que va de temporada. Vale la pena destacar, dentro del ataque aéreo, al tight end de primer año, John Carlson, quien volvió a cumplir, atrapando dos pases para 38 yardas.

La retaguardia local también tuvo una destacada actuación, conteniendo al peligroso corredor de los Rams, Steven Jackson. Los Seahawks interceptaron un pase al quarterback Marc Bulger, obra del safety Deon Grant, y le obligaron a perder el balón en un fumble, forzado por un sack del linebacker Julian Peterson que recuperó el mismo en territorio de St. Louis. Seis jugadas más tarde, Hasselbeck conectaría con Bumpus en el primer touchdown del envite. El pasador de los Seahawks firmó 172 yardas áreas, con una anotación y ninguna intercepción. Bulger pasó para 184 yardas, con un touchdown y una intercepción.

Los 17 puntos conseguidos por Seattle en el primer cuarto, fueron una losa imposible de levantar para St. Louis. A la media parte, se llegó ya con un marcador casi decisivo, 27-6. Los seis tantos visitantes de la primera manga, fueron obra del ex chutador de los Seahawks, Josh Brown, quien convirtió field goals de 43 y 29 yardas, a pesar de ser abucheado por la afición.

St. Louis intentó reaccionar en el tercer cuarto, periodo en el que Bulger encontró a Dane Locker desmarcado, en una acción de 21 yardas que se convirtió en el único touchdown visitante del partido. Con la diferencia reducida a 14 puntos, parecía que podría haber un intento de remontada. Pero cualquier esperanza de unos Rams, que encajaron su tercera derrota del año en tres jornadas, fue ahogada por un largo drive en el que Hasselbeck condujo a sus huestes a recorrer 86 yardas hasta la zona de anotación rival en 15 jugadas, 8 minutos y 39 segundos. La carrera de Duckett que remató este sólido avance dejó el choque visto para sentencia en los albores del último cuarto.

Los linebackers locales llevaron la voz cantante para atajar el duro juego terrestre de los Rams. Esta vez, fue Leroy Hill quien lideró al grupo con 11 derribos. En su segundo partido con Seattle, el punter Jon Ryan promedió 42 yardas en tres despejes. El dominio establecido por los Seahawks quedó perfectamente registrado en el tiempo de posesión del partido. Seattle tuvo el balón 34:58 minutos, casi 10 más que St. Louis (25:02).

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising